Errores a evitar en maquillaje: Rostro

Este post se ha leido 1936 veces!

Hoy en día, con eso de que vamos corriendo a todas partes, casi ni nos paramos para mirarnos al espejo, ¡no hay tiempo! Por eso, ni te das cuenta de lo que estás haciendo con tu ropa ni con tu maquillaje. Hoy hablaremos de este último.

Reconozco que escribo poco sobre maquillaje y todo es porque en maquillaje pueden cambiar los productos, las texturas, los colores y las formas, pero el cómo utilizarlo, no cambia 😊 Así que cuando empecé a escribir en este blog lo expliqué todo y me vacié. Como no me suele gustar volver a hablar de las mismas cosas, me centro en las tendencias.

Además, actualmente con la cantidad de tutoriales de YouTube que circulan por ahí, todos somos maquilladores. Reconozco que son unos vídeos magníficos por lo que no me apetece competir con ellos, pero sobre todo no me apetece discutir sus creencias. Sí, pues la mayoría de estos maquillajes son para ir con infinitas capas y a no ser que vayas a hacer un reportaje fotográfico para una revista de moda o que tu rostro sea como un cráter de la Luna que necesites tapar, cuando sales a la calle, esa forma de maquillarse no favorecerá en absoluto.

Considero que el maquillaje es una de esas cosas en las que menos es más. Mi profesora de maquillaje siempre me decía que nuestro rostro es como un lienzo al que le ponemos color para crear armonía, no para parecer un cuadro de Picaso en su época abstracta 😀

Yo soy de las que utiliza lo mínimo a la hora de maquillarme: máscara de pestañas, corrector de ojeras y un labial. Nunca me gustó mi cara cubierta con base y si te gusta tu piel, no la necesitas. Sí, vale, añado una sombra de ojos e iluminador, cuando quiero jugar un poco, que a todas nos gusta trastear 😉

Hoy vamos a ver esos pequeños fallos que comentemos a la hora de maquillarnos casi sin darnos cuenta por esas prisas que sufrimos 😉 Subsanarlos ayudará a que tu aspecto general mejore notablemente.

Comenzamos con el estado del lienzo o sea la piel, que debe ser lo más perfecta posible y ¿cómo se consigue? Pues con una buena y saludable rutina de belleza. En este blog he hablado infinidad de veces de la importancia de escuchar nuestra piel y darle los cuidados necesarios. Sobre este tema tenéis los posts de la colección “Cuidados de la piel: gestos imprescindibles de belleza”.

Debes dedicarle tiempo a tu piel y uno de los errores que cometemos a la hora de maquillarnos es:

Una escasa higiene facial

Lo peor que puedes hacer para la piel de tu rostro es irte a dormir sin desmaquillar. Tanto si un rostro no está limpio e hidratado como si quedan restos del día anterior, lo más seguro es que la base de maquillaje se vaya cuarteando con el paso de las horas.

Una adecuada y constante limpieza es mucho mejor que cualquier maquillaje. Hazme caso. La limpieza del rostro es una parte importante para la salud de la piel.

Utiliza un limpiador idóneo para tu tipo de piel y un tónico facial, (no te lo saltes pues es necesario para restaurar el pH de la piel) que complemente ese limpiador y ayude a la piel a recibir el tratamiento posterior.

Y una vez que tienes la piel limpia debes ponerte tu tratamiento específico. ¡Por supuesto! Después, ya maquillaremos 😉 Para más información sobre la importancia y cómo lavar el rostro puedes ir al post: “Cuidados de la piel: gestos imprescindibles de belleza II”.

Olvidarte de lavar tus brochas y/o pinceles

Antes de comenzar a maquillarte también debes comprobar que tus pinceles están limpios, de lo contrario puedes acarrearte un disgusto por provocarte a ti misma acné, erupciones o infecciones de la piel. En este blog tienes un post sobre los pinceles y brochas esenciales y cómo cuidarlos para tenerlos siempre como nuevos.

Color inadecuado de la base maquillaje

Otro error es utilizar un color de base de maquillaje más oscuro que el tono de la piel. Este error no sé si es por el incremento de las compras online (ya que no se puede ver bien el tono que tiene la base elegida) o porque todavía pensamos que debemos utilizar un color que nos haga parecer morenitas. Si vas a cambiar el tono de tu piel que sea hacia un tono más claro, es más bonito y se verá más joven.

Pero… ¿os digo un secreto? La función de una buena base de maquillaje es la de unificar el color de la piel del rostro no de cambiar el tono. Por ese motivo existen y se han puesto muy de moda los tratamientos para aclarar las manchitas.

Cuanto más unificado tengas el tono de la piel de tu rostro menos base de maquillaje necesitarás. Y, por supuesto, será necesario que sea menos cubriente. Por este motivo es tan importante cuidar tu piel, una piel sana tiene un tono uniforme. Si lees el post “Cómo quitarte años únicamente con el maquillaje” lo entenderás algo más.

Así que, por favor, consigue muestras de esa base de maquillaje, antes de comprarla, para asegurarte de que tiene el color más parecido al tono de tu piel y que cubre lo necesario, ni más ni menos.

¿Sueles utilizar polvos matificantes?

Hay a quien le gusta fijar el maquillaje, sobre todo ahora con la utilización de mascarillas en la oficina. Debes controlar la cantidad, demasiado polvo puede comprometer las propiedades de la base.

Además, hoy en día con la infinidad de texturas en bases de maquillaje que existen, la mayoría ya no necesitan de un polvo matificante para que se queden asentadas, están formuladas desde una base en polvo y lo llevan incorporado.

Colorete en exceso
Con todos esos tutoriales que andan por las redes, acabar poniéndote tanto colorete como un dibujo de anime suele ser lo normal.

A mí personalmente me gustan los coloretes de texturas jugosas y colocadas con el dedo. De esta forma puedes controlar muy bien la cantidad y la ubicación. Mucha gente sonríe exageradamente para encontrarse el punto dónde colocar el colorete. Comprueba que a esa altura te quede bien cuando dejes de sonreír. Mueve el dedo o la brochita en forma círculos pequeños y controlados.

El colorete debe dar un tono de buena salud al rostro, un ligero rubor. Todo muy difuminado y muy sutil. Yo no soy partidaria de utilizarlo para esculpir, quiero decir, utilizar trazos muy largos para dar forma al rostro. Para eso me gusta más utilizar los colores piel en tonos claros y oscuros. Pero aquí va todo en el gusto de cada uno.

Recuerda que el corrector no es un iluminador

El iluminador como su nombre indica, ilumina. Sirve para hacer que partes de nuestro rostro sobresalgan del resto, pequeños hundimientos, pliegues de la nariz, borde del labio.

A mí personalmente me encantan los iluminadores en polvo, me parecen estupendos para dar el toque final a un maquillaje, sobre todo en las noches de verano o para una fiesta. Pero también los hay en textura líquida y algunos son irisados y otros mate. Elije el que más te guste y sea adecuado al maquillaje que estás haciendo.

Si quieres saber más sobre estos productos, pásate por el post: “Iluminadores, correctores y prebases, olvídate del efecto antifaz

Para no marearos con tanta información, he decidido, sobre la marcha, dividir este post en dos. Aquí me quedo. Os habréis dado cuenta de que para cada punto tengo un post ya publicado sobre el tema. Si cuando decía que en su día me vacié no era una exagerada 😊

En la próxima entrega hablaré de los errores que cometemos al maquillarnos los ojos y labios. Os espero.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información sobre Protección de Datos

Responsable: Virginia Rodríguez

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios

Legitimación: Tu cosentimiento

Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

Derecho: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Contacto: lanena@entenderlabelleza.com

Información Adicional: Aviso Legal y Política de Cookies

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies