Buscando el equilibrio en la silueta: las botas

Este post se ha leido 1928 veces!

Las botas en todos sus tamaños y formas vuelven todos los años para pasar el invierno con nosotr@s. Su secreto está en que es uno de los calzados más calentitos porque nos deja el tobillo protegido y eso hace que no se nos enfríen demasiado los pies 😉

En este blog he hablado varias veces de las botas y como ya dije en el post: “¿Sabes cómo llevar tus botas?”, hay unas cuantas cosas que deberías observar a la hora de elegir las tuyas:

La longitud de la caña: es muy importante fijarse y controlar dónde acaba tu bota. Si quieres estilizar la pierna, la bota debe terminar en alguna zona estrecha de la misma: justo antes de la rodilla, al principio del tobillo, etc. y nunca en mitad del gemelo pues, como por arte de magia, tu pierna tendrá esa anchura y nada de forma.

El tacón: el tacón es algo que también va a jugar con la forma en que se vea la pierna. Un poco de tacón siempre estilizará más que si vamos completamente planas. Un tacón fino estiliza más que uno grueso, etc.

El color de la bota: respecto al color del resto del look. Cuando las botas se combinan con colores parecidos siempre se verá el conjunto más estilizado. Los contrastes de color crean cortes y puede que no nos convengan.

Los detalles en los laterales de la bota: flecos, hebillas, pelito, cordones, lazos… Los detalles en los laterales también van a redibujar la forma de la pierna o como poco aportarán volumen extra, así que observaremos si nos afecta al conjunto.

Y la forma de la bota, que es de lo que quiero tratar más en profundidad en este post. Veamos:

Unas Botas pegadas a la pierna que acaban por encima de la rodilla. Normalmente te las encuentras de tejidos suaves (tipo calcetín o tela) aunque también las hay de cuero. Los tejidos suaves se adaptarán mejor a la forma de la pierna. En todo caso, ambas seguirán las líneas de la pierna y por ello tus piernas deben tener forma porque estas botas la resaltarán.

Si las llevas con pantalones pegados o pitillo: todo depende del juego de colores que hagas, pero en general, resaltarán las caderas, tenlo en cuenta.

Si las llevas con faldas: dependerá del tipo de falda, pero si las utilizas de un color parecido o no se ve el final de la bota, estilizarán más.

Este año han entrado con fuerza las botas con flecos u otros detalles y aunque vayan pegadas a la pierna, esos detalles aportarán volumen a su forma y sus características entrarán en el apartado siguiente.

Botas rectas y que acaban por encima de la rodilla: esconde toda la forma de la pierna haciendo que esta se vea algo más ancha y se acorte. Es muy aconsejable que estas botas acaben en una zona estrecha de la pierna, por ejemplo, en cuanto acaba la rodilla o parecerá que tu pierna es tan ancha como la zona dónde acabe.

Si las llevas con pantalones pegados o pitillo: mejor si llevas algo de tacón para estilizar más. Otra cosa sería meter los pantalones por dentro si es posible y jugar con el color, como utilizar colores parecidos para estilizar.

Si las llevas con faldas: cuida que acabe en una zona estrecha o que no se vea el final de la bota.

Botas rectas que llegan por debajo de la rodilla. Lo primero que debes comprobar es que quede en una zona estrecha y segundo que el largo de las prendas o los contrastes de color no creen cortes en tus piernas.

Si las llevas con pantalones pegados o pitillo: además de controlar los colores, yo pondría los pantalones por dentro de la bota. Si los pantalones lo permiten puedes ponerlos por fuera pero siempre y cuando la forma de la bota no quede patente.

Si las llevas con faldas: dependerá de tus piernas y de los colores, pero si la bota no llega a la falda y se ve parte de la pierna, puede que nos haga parecer más bajitas.

Botas cortas, anchas y que rebosan. Botas que se quedan a la altura del gemelo sin llegar a ser botines. Aquí entran las drapeadas, las que tienen pelito alrededor, las que tienen flecos, las anchas tipo Ugg, … Lo que debes tener claro es que estas botas borran la forma original de la pierna pues normalmente quedan justo en la zona ancha del gemelo.

Da lo mismo como las lleves (pantalones o faldas) pues el efecto va a ser siempre el mismo. Para estilizar intenta buscar una que no quede justo en mitad del gemelo, eso hará que la pierna no se deforme tanto. También puedes jugar con los colores, ya sabes los oscuros y las combinaciones de tonos parecidos estilizan 😊

Botas cortas y rectas. Estas botas también son complicadas, pero menos que las anchas. Si las elijes bien puedes contrarrestar su altura. Recuerda que siempre queden en una zona estrecha del gemelo y verás como te gusta.

Si las llevas con pantalones pegados o pitillo puedes utilizarlas con el pantalón justo por encima de la bota (tipo pesqueros) y que baile por encima. Te gustará el resultado.

Si las llevas con faldas: podrían ser faldas largas que tape un poco la bota, que quede justo por encima de la bota o que quede por encima de las rodillas así el corte no es tan pronunciado.

Botines: los botines cuanto más pegaditos y sencillos menos comprometerá la forma de la pierna. Y por supuesto que acabe justo en la zona estrecha del tobillo 😊 Juega con los colores y el tamaño del tacón para estilizar todo lo que necesites tu pierna.

Si los llevas con pantalones pegados o pitillo: si llevan tacón estilizarán más que si son unos botines anchos y planos.

Si los llevas con faldas: puedes jugar con el color de las medias, los colores parecidos estilizan la pierna.

Ahora vamos a ver unos ejemplos de varios modelos en mi muñequita recortable 😊 Hoy mi muñequita tiene una falda por encima de la rodilla de un color chillón y sin medias. Veamos cómo le quedan diferentes alturas y formas de botas. ¿Cuál diríais que le sienta mejor?

Yo diría que la muñequita 5, aunque es un botín amplio y con pelito, le queda en una zona de la pierna estrecha y no le sienta muy mal, ¿verdad? La muñequita 1 es un sí pero no sé 😉 Es una bota mosquetera, pegada a la pierna, pero con sobrante (arrugas) que deforma un poco. Aun así, como la falda tapa el final, no está muy mal. La muñequita dos es una bota pegada, pero con flecos, el efecto es parecido, pero claro, la bota acaba antes que la falda, ahora bien, la he puesto en una zona estrecha y por ello no se ve la pierna deformada. La muñequita tres, a parte de lo feas que tiene las rodillas 😀 es una bota de Cowboy con forma al final, lo que hace que quede sinuosa y la pierna no se deforme. Desde luego que la muñequita 4 es la que menos me gusta, la bota queda en medio del gemelo, le quita toda la forma bonita a la pierna.

Como veis, aunque hay una ciencia para estilizar también entra en juego el gusto de la persona 😊

Ya no os lío más. Espero que te haya gustado. Si quieres más información tienes el post “Cómo combinar faldas y calzado” que seguro que te gusta 😊

Las imágenes son de vogue.com y de algunas tiendas online como Zalando, Jimmy Choo y Farfetch.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información sobre Protección de Datos

Responsable: Virginia Rodríguez

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios

Legitimación: Tu cosentimiento

Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

Derecho: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Contacto: lanena@entenderlabelleza.com

Información Adicional: Aviso Legal y Política de Cookies

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies