El Corrector de Ojeras, tu gran aliado estos días

Este post se ha leido 708 veces!

Estamos en una época en la que llevamos mascarilla en la cara a casi todas horas. Nuestros ojos y por consiguiente nuestras ojeras son las partes más visibles de nuestro rostro en estos días.

La falta de sueño, el estrés por todo lo que estamos pasando y una mala alimentación puede provocar que nuestras ojeras no estén en las condiciones adecuadas y tengamos que echar mano del corrector 😉

Al tener que llevar la mascarilla en la cara, lo más cómodo sería no necesitar maquillaje y para ello, lo mejor es cuidar de esa zona al máximo estos días. En este blog he creado un apartado específico sobre el cuidado del contorno de ojos dónde encontrarás trucos, cuidados y productos evaluados. Ya he comentado alguna vez que me considero la Indiana Jones en busca del contorno ideal 😀 Yo sigo con mi búsqueda, mientras tanto, podemos aprender un poco más sobre el uso de los correctores de ojeras 😉

Primero debemos conocer las diferencias entre corrector, iluminador y prebase, para saber dónde se utiliza cada producto y por qué. Puedes pasarte por el post “Iluminadores, correctores y prebases”. Dónde encontrarás esta información y algún truquito mío 😉

Hoy nos centraremos más en el corrector de ojeras y su combinación con la mascarilla. Yo encima utilizo gafas, así que la colocación del producto debe ser la más certera posible pues la lente amplifica lo que ocurre en esa zona de piel. Es muy puñetera 😉

Pero vamos por partes.

Si eres de las que no tiene demasiada ojera, seguro que antes del uso de mascarilla debido a la pandemia, eras de las que al ponerte la base de maquillaje tapabas tu ojera y no se notaban diferencias de tono. Era perfecto y no necesitabas más. Pero estoy segura que ahora con el uso de la mascarilla a todas horas, has dejado de utilizar base de maquillaje porque se queda toda en la mascarilla, por lo que te estás olvidando de cambiar el tono de tu ojera y hay días que te ves con mala cara y no sabes muy bien porqué.

Si quieres seguir sin utilizar base de maquillaje puedes optar por utilizar sólo un corrector de ojeras adecuado. Para elegir el corrector de ojeras perfecto hay que tener en cuenta:

El color: es muy importante encontrar el tono adecuado para eliminar el color de la ojera, pero además que se quede difuminado con el color de tu piel. Los mejores colores son los que tiran a tono melocotón, aún así, deberás probarlos primero.

Además, puede pasar que te afanes en tapar tu ojera para que quede perfecta y después utilices una mascarilla para tapar tu cara de un color digamos, erróneo, es decir, que no tiene nada que ver con tus tonos dados por genética. En ese caso, no pasa nada, te verás normal porque el maquillaje anula el efecto del color de la ropa.

Otro escenario puede ser que, sin darte cuenta, cambias el color de la piel de la zona de tu ojera, eligiendo un color inadecuado de corrector y lo combinas con una mascarilla de un color inadecuado. Todo ello potenciará la ojera en mal estado y no te gustará lo que ves.

En cambio, si utilizas un color de corrector perfecto para tu ojera y tono de piel y la mascarilla tiene un color adecuado a tus tonos naturales por genética. El efecto será rejuvenecedor. Te verás favorecida y con buena cara aunque se vea poco 😉

Todo esto es un tema de nuestra colorimetría, tenerla en cuenta o no, dependerá de ti 😊

La aplicación: es muy, pero muy importante que el producto se quede completamente difuminado con el tono de la piel del resto del rostro. Si queda más claro o más oscuro, toda la atención ira hacia esa zona.

Para aplicarlo y difuminarlo puedes utilizar:

Pincel: un pincel con los pelitos en plano y del tamaño adecuado para que sólo aplique color allí dónde es necesario.

Dedo: aplicarlo con el dedo más estrecho y pequeño de tu mano, porque si no, pondremos producto en una zona donde no es necesario. Yo utilizo el dedo sólo para difuminar, para colocar utilizo el pincel o un bastoncillo de algodón, de esos de los oídos. El bastoncillo tiene el tamaño casi perfecto para esa zona y puede resultarte muy útil también para difuminar.

Esponja: cuidado también con la esponja, utiliza la parte más estrecha para que se adecúe al tamaño de la zona dónde pongas el producto.

¿Dónde colocarlo? Aquí diferirá para cada persona y ojera. Debes observar bien las tuyas y seleccionar exactamente dónde crees que es necesario colocar el producto. Busca la zona más hundida y con diferencia de color de la ojera para resaltarla con el corrector y no te salgas de ahí.

Hay que tener especial cuidado con las bolsas. Nada de utilizar un corrector claro y pasarlo por toda la ojera, sin pensar en si tienes bolsas o no. Lo único que harás será potenciar la hinchazón. Recuerda: los colores claros aportan volumen.

Si tienes las bolsas hinchadas, primero intenta tratarlas para deshincharlas un poco. Si tienes unas bolsas con un color irregular, elige el color adecuado que será algo más oscuro que el corrector (a veces con el tono de la base de maquillaje suele bastar) para ese espacio en concreto y no te salgas para nada de la zona de la bolsa. Si lo haces bien, tus bolsas se deshincharán como por arte de magia.

Recuerda: los colores oscuros dan sensación de hundir la zona.

En esta foto he estado jugando con el Photoshop y los colores de MAC para ver qué tal se adaptaban a mis ojeras. He utilizado los tres primeros, poniendo el más claro en la zona hundida, el tono 2 encima de la bolsa y el tono 3 que es más rosado, en la marca que me dejan las gafas en el tabique nasal. Creo que hay una diferencia, ¿verdad? Pues sería algo así lo que deberías hacer tú 😀

Otro tema que debes tener en cuenta es elegir una textura adecuada: sí, la textura es muy importante. Dependiendo del estado de tu piel utilizarás una u otra. No lo hagas porque creas que una textura es más duradera que otra, hoy en día, hasta las menos cubrientes son duraderas.

Textura en líquida: los correctores de texturas líquidas o lechosas suelen tener una cobertura ligera a media, aunque algunos son más densos que otros. Indicado sobre todo para pieles con arruguitas y que necesiten hidratación.

A mí es la textura que más me gusta. El que siempre he utilizado es un corrector de Chanel que es medio denso y puedes conseguir una cobertura modulable. Me resulta una textura muy confortable y fácil de trabajar. Este corrector es de larga duración y tiene efecto unificador y con reflector de la luz para iluminar la zona.

El que me parece más interesante hoy en día, pero no lo he probado, es uno de MAC formulado resistente a la transferencia y eso con las mascarillas se llevará muy bien 😉 Su cobertura es media/alta y un acabado mate. De larga duración 15h y resistente al agua.

Otro corrector que he visto interesante es el de Bobbi Brown por su fórmula de no secado que ayuda a equilibrar los niveles de humedad natural de la zona. Este corrector tiene una cobertura concentrada y altamente pigmentada es resistente al agua y no se arruga ni se resiente durante todo el día.

Textura en barra: con estos correctores puedes conseguir una cobertura modulable pues puedes utilizar varias capas. Sería adecuado para casi todo tipo de pieles siempre y cuando al probarla veas que te gusta cómo queda. Suelen ser bastante cubrientes e hidratantes. Me gusta sobre todo el corrector en barra de Benefit por su fórmula hidratante y rica en Vitamina E con una duración de 6h.

También me gusta el corrector en barra de Chanel con el cuál también puedes crear una cobertura modulable, es resistente al sudor y de larga duración 8h.

Textura Crema: estos correctores serían los más idóneos para pieles mixtas y sin arrugas. Cuidado con éstos pues suelen cubrir bastante y si no se trabajan bien pueden notarse en el rostro.

El corrector en crema de MAC, sería mi primera elección. Tiene una cobertura media, protección solar SPF35, es resistente al agua y es de larga duración. Es rico en antioxidantes además absorbe el exceso de grasa y cuida la piel gracias sus derivados de Vitamina A y E.

Después hay un set en Bobi Brown que trae el corrector y unos polvos iluminadores fijadores. Me ha parecido una buena idea si te gusta fijar el corrector con polvos. Este es resistente al agua y al sudor. Los polvos fijadores son super finos y se suponen que no resecan la zona.

Yo no soy partidaria de fijar con polvos la zona de la ojera, aunque ahora esos polvos sean de última generación. Soy más partidaria de utilizar un fijador en espray que aporte hidratación y para eso Benefit ha sacado uno de su línea POREfessional que tiene muy buena pinta. Dicen que es una bruma ultrafina que además de reducir la apariencia de los poros, fija el maquillaje durante 16h. Dejando la piel suave, fresca e hidratada. Este producto tengo que probarlo 😉

Estoy segura de que, si pones cuidado en elegir bien el tono, en la textura que más te guste y en la colocación del corrector en tu propia ojera, detrás de tu mascarilla se verán unos ojos descansados y bonitos.

Si tienes cualquier duda o crees que me he olvidado de explicar algún aspecto de los correctores, no dudes en escribirme.

Las imágenes de los correctores vistos aquí están sacadas de las webs de sus marcas: MAC, Bobbi Brown, Chanel y Benefit que venden en España a través de Sephora. Son marcas que he utilizado como usuaria o como maquilladora por eso me atrevo a aconsejar sin haber utilizado ese producto en concreto.

La imagen de portada se ha creado desde una foto de Pixabay.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información sobre Protección de Datos

Responsable: Virginia Rodríguez

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios

Legitimación: Tu cosentimiento

Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

Derecho: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Contacto: lanena@entenderlabelleza.com

Información Adicional: Aviso Legal y Política de Cookies

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies