Cómo hacer la maleta perfecta para un viaje de 15 días.

This post has already been read 3997 times!

¡Ya estamos en Mayo! Madre mía cómo pasa el tiempo. Aunque hace nada que hemos tenido una ola de frío lo normal es que las temperaturas empiecen a ser más suaves. Todos sabemos qué ocurre cuando hace más calorcito y ponemos la ropa de verano en nuestro armario, que empezamos a pensar en hacer escapadas o en cuándo nos iremos de vacaciones 😉

Pensar en viajar significa hacer maletas. A mí personalmente me encanta hacer maletas. Todos esos preparativos previos … es como si el viaje ya hubiese empezado. Además suelo aprovechar para darme el gustado de comprarme algún caprichito para estrenarlo en mi viaje. Eso sí, nunca serán unos zapatos nuevos, ni se os ocurra 😉

Hace tiempo que publiqué un primer post sobre cómo hacer una maleta para 4 días y dije que era el primero de una serie. El post de hoy contiene todas mis ideas de cómo hacer una maleta perfecta además de ideas que he recopilado de internet sobre doblar la ropa de una u otra forma que me han parecido interesantes pero que todavía no he probado.

Así que vayamos al grano. Cuando nos disponemos a hacer una maleta, lo primero que hay que tener en cuenta es a dónde vas, es decir, qué tipo de viaje será: aventura, playa, ciudad, mixto, etc…

Bajo mi punto de vista hacer una maleta para un viaje de aventura o playa es más fácil que si tu viaje es para ver una ciudad tipo Londres, Paris, New York, etc…. Ya que en la ciudad vas a querer ir cómoda, sí, pero con un toque de estilo. Mientras que si vas a la playa o de aventura te vas a pasar el día en bañador, bikini, descalza, con pareo o en pantalones cortos y botas de montaña. Este tipo de ropa casi no se arruga y no te dará muchas preocupaciones 🙂

Lo segundo que debes tener en cuenta es la época del año en la que vas a realizar el viaje para saber qué temperatura tendrás. Hoy en día con los Smartphones y las apps del tiempo es bastante fácil acertar. Yo uso dos aplicaciones para contrastar información, jajajaaj en fin, esa ¡soy yo!

Saber las temperaturas que más o menos tendrás te ayuda a saber la cantidad de ropa de abrigo que puedas necesitar pues lo que más ocupa espacio en tu maleta son chaquetas, jerséis de lana, zapatos tipo bota…

Tercero, también debes tener en cuenta el tipo de transporte para llegar a tu destino. No tiene nada que ver las restricciones que ahora te encuentras en los aeropuertos comparadas con las que puedas tener viajando, por ejemplo, en tu propio coche 🙂

Cuarto, tener en cuenta el número de días que estarás fuera: 4, 10, 30 días. Estos cuatro puntos son indispensables a la hora de hacer la maleta perfecta. Así que para este post vamos a elegir el víaje: un viaje de 15 días a Londres en Junio por lo tanto iremos en avión. 

Cuando viajas en avión es aconsejable llevar una maleta cuyo material pese muy poco de por sí. Además es interesante que en el neceser tengas cada producto en una bolsa de plástico e incluso en una doble bolsa para evitar disgustos por si se derraman dentro de tu maleta debido a la presión que se sufre durante el vuelo. Y con un botiquín básico será suficiente para no poner más peso a nuestro equipaje.

Si necesitas ayuda con el contenido del neceser, como no quiero repetirme, puedes leer el post sobre Cómo hacer una maleta para 4 días dónde se detalla por producto 🙂

Sobre botiquines y demás he encontrado un consejo muy interesante en la web de la Guía Repsol: “Si viajas a lugares en vías de desarrollo es conveniente ir con más cantidad de analgésicos, antihistamínicos, antiinflamatorios, antimosquitos (dos mejor que uno), desinfectante, antibióticos, tiritas… Y, atención, porque cuando se viaja a un destino donde la pobreza duele, es habitual dejar la maleta allí, es decir, repartir con alegría todo lo que llevemos (medicinas, zapatos, ropa, toalla de playa, cosméticos, productos de higiene) entre los lugareños.”

Una vez que tienes toda esta información ya podemos empezar con el siguiente paso.

Organizarse: Puedes sacar la ropa y colocarla en algún sitio o puedes utilizar listas creadas por ti o por otros que te sirvan de guía, el caso es que hay que organizarse.  Para ello debemos reflexionar un poquito, por ejemplo, yo haría la siguiente reflexión:

El viaje es de 15 días. Dos nos los pasamos viajando, así que la ropa de la ida se puede fácilmente utilizar a la vuelta cambiando únicamente el top o la parte de arriba. Lo que nos quedan 13 días de looks combinables. Tenemos que contar que si vamos a una ciudad saldremos alguna noche, digamos que saldremos casi todas las noches, venga 10 noches. Algunas veces no llegaremos al hotel a cambiarnos pues nos pillará de paso y otras veces querremos ir al hotel y refrescarnos para salir estupendas a cenar. Así que lo tendremos en cuenta.

Si te vas en Junio a Londres durante 15 días puede que tu elección sea la de la fotografía. Lo importante es que tengas algunas piezas interesantes parra poder salir por la noche y que sean combinables con las piezas que puedas utilizar el resto del tiempo. Un posible look de viaje en esta maleta sería unos leggins, un jersey a rayas y  la cazadora de cuero con unas deportivas. Todo combinable con el resto de tu maleta. Una chaqueta de esas que pesan poco será estupenda para llevarla en la maleta por si llueve. 

Cuando la maleta es para 15 días lo más aconsejable es llevar prendas básicas de diferentes colores y formas para los tops y para las partes de abajo prendas reutilizables y de tonos más neutros. En cuanto al calzado no te vuelvas loc@ lleva como mucho 3 pares para que puedas intercambiar y uno de ellos más elegante con el que posiblemente andarás menos en esas salidas nocturnas. En cuanto a accesorios lleva 1 bolso multiuso y si tienes espacio otro para las salidas nocturnas. Eso sí, incluye también algunos fulares, collares de diferentes larguras y pendientes para ayudarte a crear diferentes looks.

Para controlar todas las combinaciones podemos utilizar o no una de esas listas y/o poner toda la ropa encima de la cama o de una mesa. ¡Ojo! Sólo la ropa y los accesorios, es decir que la ropa interior, calcetines, bañadores, etc… no es necesario.

Ahora tengo otro consejo, sobre todo si se viaja en avión y si eres mujer, una vez que tienes todos tus looks encima de la mesa, observa y seguro que alguna vez llegas a quitar hasta una tercera parte. Hazme caso, quita algunos de tus “por si acaso”, son demasiados 😉

Otro ejemplo de lo que puedes meter en tu maleta para viajar a Londres durante 15 días en Junio pero esta vez para ellos. Las combinaciones van por colores y por contrastes. Una americana por si hay una salida nocturna al teatro y una cazadora ligera por si llueve son una buena idea. 

Ahora que ya sabemos qué nos vamos a llevar tendremos que hacer la maleta. ¿Por dónde empezamos a meter cosas en la maleta?, pues todos coinciden que pongamos lo pesado primero así no habrá peso sobre nuestra ropa y no se crearán arrugas innecesarias.

Así que comenzaremos por colocar los zapatos donde vemos que están las ruedas de la maleta. Yo suelo poner los zapatos en bolsas de tela para que no me manche la ropa. Un zapato por bolsa y los coloco encarados. Dentro de cada zapato puedes utilizar el hueco para meter las cositas pequeñas: cinturones, calcetines, bisutería, fulares, bikinis, bañadores, gafas de sol de repuesto, cargadores, … todo lo que veas que puede entrar. Ese espacio es perfecto pues es un lugar protegido por el zapato y lo que pongas no se romperá o deformará. Eso sí, haz distinción si esa maleta va a ser facturada o no a la hora de ponerle cosas de más o menos valor tanto monetario como sentimental.

Este vídeo de la web de Expedia Méjico nos ofrece 8 técnicas para hacer la maleta.

Sigamos, los huecos que dejan los zapatos también se pueden utilizar para meter camisetas enrolladas o pequeñas cosas que se adapten a los espacios. Si los zapatos que pones no ocupan toda la superficie de la bolsa rellenaremos esos espacios: con el neceser por ejemplo, la tablet, bolsa de cargadores o cualquier cosa que pese que deba ir en el fondo de la maleta.

Ahora colocaremos las camisetas, pijamas, resto de ropa interior, bañadores, pantalones cortos, etc.. cosas que no se arrugan o que no nos importen si se arrugan 😉 Con estas prendas rellenamos los espacios de la capa anterior o creamos una nueva para que quede lo más lisa y horizontal posible. Podemos utilizar una bolsa aparte para la ropa interior pero yo no suelo hacerlo. Si nos apetece podemos incluir una bolsa de tela vacía para ir metiendo la ropa interior usada a medida que la usamos. Todo dependerá del espacio disponible.

Una vez tenemos estas prendas colocadas nos dedicaremos a meter en la maleta los pantalones largos, faldas, vestidos, chaquetas finas, etc… He visto por internet que podemos hacer que estas prendas ocupen menos si las enrollamos de una forma determinada. Además esta forma de doblarlas hará que se arruguen mucho menos.

Este vídeo del aeropuerto de Heathrow, sobre cómo doblar la ropa, es muy explicativo  🙂

Ahora bien en este paso dependiendo del espacio que nos quede en la maleta podemos hacer dos cosas: Crear una nueva capa con la ropa delicada o la que más nos gusta y no queremos que se arrugue demasiado si hay espacio para ello.

Si no tenemos mucho espacio después de haber colocado esa primera capa de zapatos y camisetas colocaremos el resto con ese truco de enrollar la ropa pero empezando por estirar la delicada y terminando por la que menos se arruga por ejemplo unos pantalones vaqueros que serán por dónde comencemos a enrollar 😉

Ya que con esa forma de doblar lo que hacemos es crear un núcleo central e ir doblando la ropa por capas de dentro hacia a fuera. Las pendas que se quedan más afuera deberían ser ésas en las que no queremos que se noten las arrugas: camisas, vestidos delicados, americanas, etc.

Una vez que ya tienes la maleta hecha antes de cerrarla repasa su contenido para no olvidarte de nada pero no vuelvas a mirar en el armario. Si se te ocurre en este momento un “por si acaso” a no ser que sea muy obvio no lo incluyas 🙂 No lo vas a usar.

Si vas en avión y la maleta va a ir facturada todo el mundo aconseja llevar una bolsa de mano con lo esencial: ropa interior de repuesto, un top de cambio y algo del neceser por si se pierde tu maleta. Dentro del avión es interesante que lleves un jersey o un fular por los cambios de temperatura en destino. Además ese look del viaje debería contener la ropa que más pese o que sea más engorrosa de empaquetar como abrigos o cazadoras de piel unos zapatos que abulten, etc.. de esa forma le quitas peso a tu maleta.

Pero sobre todo hay que tener un poco de cordura y saber qué puede entrar y qué no en tu maleta, no vayas a hacer cómo Ana Simón y su maleta mágica 😀

Espero que este post os ayude a crear vuestra maleta perfecta para 15 días. Ya me contaréis

La foto de la portada es de lavanguardia.com  y las infografías las encontrarás en mi página se Pinterest.
No Comments Yet

Comments are closed



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR