El año que viene cumplo 50 años ¿Cambiará algo? ¿Los actuales 50 son los antiguos 40?

This post has already been read 3275 times!

Esta semana he cumplido 49 años. Veo los 50 muy de cerca y me ha hecho mirar hacia atrás, hacia adelante y ver donde estoy hoy. Sí, me he puesto filosófica.

Aunque no me siento para nada una persona de 49 años, hay algo que se deteriora mucho con la edad y te hace ver la realidad: ¡La vista! o mejor dicho la carencia de ella, llamada Presbicia.

Hace ya unos años, desde los 45 o por ahí, que no puedo leer los mensajes del móvil sin gafas de cerca 🙁 y que debo llevar unas gafas en el bolso para poder leer los menús de los restaurantes.

Me hice unas gafas de cerca con una montura muy ligera que no se notaran mucho en mi cara. Al ser tan ligeritas tampoco podía ponerme las gafas encima de la cabeza pues no se aguantaban. Acabé poniéndoles un cordoncito. Eso era cómodo pero cuando me veía en un espejo o en un selfie con las gafas colgando me veía másssss viejaaaaa 😀

Estuve sin hacerle caso a esa sensación viejuna unos años hasta que al final como ya llevaba gafas para ver la tele, cine y el ordenador, me decidí a hacerme mis primeras gafas progresivas.

En Visum me aconsejaron que no me las comprase en una óptica de esas grandes cadenas pues los cristales son de calidad dudosa y podría no llegar a acostumbrarme. Así que me dije que ya que eran las primeras me compraría las mejores.

¡Vaya si lo hice! Me compré unas gafas con cristales Varilux S 4D. ¡Toma! ¡Unos mil euros en gafas! Menos mal que había una rebaja de lo que sea que se inventara la óptica y se quedaron en 800€ pero aún así, cualquiera no puede pagarse unas gafas de ese tipo. Tuve suerte.

Bueno pues llevo casi tres años con ellas y no he tenido ningún problema de adaptación. Ha sido súper fácil, también es verdad que no las llevo puestas a todas horas. Reconozco que no le di mucha importancia al hecho de la calidad del cristal hasta este año que he querido hacerme unas gafas progresivas de repuesto.

En esta ocasión como ya era para una segunda gafa he querido gastarme lo menos posible y conseguir la mayor calidad posible. Estuve indagando en diferentes sitios y como ahora estamos más vigilados que nunca Facebook puso en mi camino un anuncio de Gafas.es. ¿Alguno lo ha visto?

Pues se publicitan diciendo que puedes ser parte de un estudio de adaptación para gafas progresivas y así poder tener unas gafas con cristales progresivos de gran calidad de una nueva marca alemana y a los que te puedes adaptar fácilmente. Anuncian que la gafa te va a costar unos 249€ en vez de los 800€ que te costaría una de cualquiera de las marcas de alta gama del mercado.

Después de pensarlo, caí en la oferta. Me inscribí sólo por probar y ver si tenían alguna montura que me gustase. Pasé por una óptica cerca de mi casa que daban esta oferta, me trataron súper bien y me dieron un presupuesto. Antes de decidirme pregunté en otras ópticas (las de grandes cadenas) y la verdad es que salía ligeramente más barato. Sin dar por supuesto si el cristal era mejor o peor, pues una no tiene ni idea 😉 Además gafas.es sólo trabaja con ópticas de barrio y eso me atrajo más aún.

 

Al final me he comprado mis segundas progresivas en gafas.es. El caso es que he pagado unos 370€ por la gafa. Pues los 249€ son para los cristales progresivos más simples incluyendo montura y luego hay dos opciones más. Yo elegí el mejor cristal progresivo que ofrecen, con tratamiento para el ordenador, reducción de cristal y alguna cosa más. Así que el precio no está nada mal.

Cuando fui a la óptica para pedir mis progresivas llevé las anteriores y la misma dependienta se quedó maravillada con ellas. Parecía como si no hubiese tenido unas Varilux S 4D nunca antes en sus manos 😉 Yo pensé, bueno tampoco es para tanto. Pero al volver a casa con mi segunda gafa y comparar la sensación con mis Varilux me di cuenta de la diferencia. Y puedo sentenciar que los cristales Varilux S 4D son el “Ferrari” de las gafas progresivas 🙂

Aunque la nueva gafa no me ha dado problemas, sí que al moverme se nota mareillo. Así que estoy muy contenta de haberme gastado ese dineral por mis primeras progresivas. Creo que si las de gafas.es hubiesen sido mis primeras gafas progresivas me habría costado algo más adaptarme a utilizar progresivas.

Por lo que tengo una moraleja para esta ocasión, aunque sea una frase hecha: A veces lo caro es barato 🙂

Así que ahora con unas gafas progresivas que me van a la perfección con mi rostro no parezco viejuna y puedo afirmar que no me siento cincuentona por ningún lado. Por  cierto si queréis saber qué forma de gafa os quedaría mejor tengo un post estupendo sobre el tema: “Cómo elegir tus gafas” 🙂

No creo que sea la típica persona que va llegando a los 50 años. Por un lado mi piel se chiva poco pues tengo las líneas de expresión que debemos tener a esta edad. Como siempre he dicho si te cuidas la piel y eres constante, ella te lo agradece después. Si bien hay cosas que siempre ocurrirán pues es ley de vida que todos los procesos se ralentizan y hay que aceptarlo 🙂

Por otro lado mi forma de vestir dista mucho de cómo vestía mi madre a esta edad pero tampoco voy vestida como cuando tenía 24 🙂 Si bien no hay que obsesionarse por esa talla que te entraba cuando tenías 20 ó incluso 30 ya que con la edad es más difícil conservar las formas sobre todo la forma de la cintura. Eso es algo que he notado yo y que me suele cabrear 🙂

Si tienes casi 50 años e intentas vestir de la forma que lo hace la juventud de hoy en día también puede hacer que se te vea más vieja. Estas poniendo en relieve lo que ya no está en su sitio y que debería para que esa prenda (que está diseñada para siluetas de 20 tantos) quede perfecta. Así que ni vestirse como viejas ni como jóvenes. Aceptemos lo que somos y actualicemos nuestro estilo siendo fieles a nuestra naturaleza 🙂

Y claro, mi forma de ver la vida dista todavía más de la que tenía mi madre a mi edad. Exacto me he dado cuenta de que yo no tengo una mentalidad de una persona de 50 años o por lo menos no de cómo yo creía que era tener 50 años cuando yo tenía 20 jajaja La sensación de entonces era de como si ya tuvieses la vida resuelta y casi vivida.

Nada más lejos de la realidad. Llevo unos 7 años con este blog. En su momento lo creé como plataforma para darme a conocer como Asesora de Imagen pero después de unos cuantos proyectos fallidos y un contratiempo de salud, todo eso cambió.

Hoy en día aunque el blog no me da de comer sí que me da la libertad de poder seguir escribiendo lo que me da la gana. Trabajar en mi blog y ser consultora (si, ya no me considero asesora sino consultora por todo lo que resuelvo por e-mail) me encanta. Me gusta mucho más poder ayudar a alguien a quererse más que conseguir dinero por ese post patrocinado 🙂

En un momento dado de mi vida quise elegir entre ganar más dinero o tener mejor calidad de vida y elegí lo segundo. No me arrepiento para nada. Ahora tengo libertad. Libertad para poder irme unos días de vacaciones si me da la gana o poder estar con mis padres si cumplen sus Bodas de Oro de casados. Libertad para poder apoyar a maridin en su nueva andadura profesional. Sí, él a sus 48 ha cambiado completamente su vida profesional porque ha querido. Es uno de los valientes y le admiro muchísimo.

Así que todavía nos queda mucho por vivir y pasar a los dos. No, nuestra vida no está “solucionada”.

Qué hortera me ha quedado esto pero sí, tengo 49 años y me gusta mi vida. A la pregunta de si algo cambiará el año que viene cuando cumpla 50 años creo que puedo responder que NO. Todo va a ser igual o por lo menos como yo quiera que sea porque como ya os dije en otra ocasión YO he decidido ser FELIZ y nada cambiará eso o por lo menos lucharé para que no cambie 🙂

¿Será que los actuales 50 son los antiguos 40 y por eso tenemos tanta energía para seguir luchando? 🙂 ¡Dímelo tú!

No Comments Yet

Comments are closed



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR