Curvi, Tallas Grandes, Gordisanos, Talla XL, Fofisanos … ¡Basta ya de etiquetas!

This post has already been read 1186 times!

Sí, odio las etiquetas! A ver, si son tipo: sin alcohol, picante, amargo, alta tensión, diesel, …. Se pueden aceptar pero ¿para las personas? Gordo, flaco, negro, blanco, gay, cristiano, ateo….. no tiene sentido. Tener conocimiento de esa información no me cambia la percepción que tendré de esa persona cuando la conozca.

Entonces ¿por qué se empeñan en hablar de curvies, pasarela curvi, moda para tallas grandes, los godisanos están de moda, etc…? Cada vez que veo algo parecido me crea rechazo.

Así que no, este no es un blog para curvies, pero tampoco para modelos, no doy recetas para adelgazar, ni tablas de ejercicio para ponerse en forma, ni recetas de batidos verdes milagrosos, no publico fotos para que veáis mi cuerpo serrano y demostraros lo bien que me queda esto o aquello.

Desde que comencé con este blog he intentado (conscientemente) que no tuviese sexo si bien soy mujer y se me ve el plumero 😉 También he intentado que no tuviese talla ya que a mí no me interesa la talla que tengamos sino que todos sepamos ver lo bellos que somos. Pero sobre todo he intentado que este blog no tenga ETIQUETA. ¿Lo he conseguido? Vosotr@s me lo diréis.

Soy una mujer de 48 años y una talla que no te importa. Desde que tengo uso de razón mi madre me metió en dietas sin fin. En mi niñez no podía tomar Nocilla (Ains! Con lo que me gustaba) y siempre he oído: no comas eso, deja ya de comer, ya está bien, ¡no! patatas no, etc.

¡Vale! Esto parece un alegato a las dietas, a ver si me centro.

Lo que quiero decir es que siempre me he sentido diferente por ser más grandota que el resto y si hora me dicen que soy Gordisana o curvi seguiré siéndolo. No, esta no es la solución.

Me gusta ser diferente, no me entendáis mal pero por ser innovadora, atrevida, creativa … ¡Anda si son etiquetas! 🙂 ¡Vale! creo que me estoy metiendo en un berenjenal jajajaja

Lo decía por el cacao que yo tenía en la cabeza, por un lado mi madre diciendo que yo era normal y a la vez no dejándome comer cómo a mí me daba la gana. Yo me aclaré una vez me emancipé (lo siento mami) pero con los años la solución definitiva vino a través del curso de Asesoría de Imagen que realicé.

Sí, durante ese curso descubrí cómo soy en realidad (no cómo me ven otros) y aprendí a jugar con el equilibrio. El equilibrio, si me lees, es una palabra que utilizo mucho en mis post de moda. Equilibrar la silueta con las prendas que utilizas puede hacer mucho por la percepción que tienes de ti a la hora de mirarte al espejo.

De verdad, si me estás leyendo y te sientes incómodo por tu aspecto te aconsejo que hagas un curso de Asesoría de Imagen, ni dietas ni psicólogos ni leches, un curso de asesoría de imagen es lo que necesitas 🙂 o en su defecto, no tan efectivo pero ayuda, que te hagan una buena Asesoría de Imagen.

Y si te preocupa tu peso que sea por tu salud y no porque no encuentres ropa o no te acepten en la sociedad.

Pero sigamos, ¿por qué me ha apetecido escribir este post? yo normalmente no hablo de este tipo de cosas en el blog pero creo que todo empezó hace unos días cuando puse esta imagen en mi muro de Facebook y una amiga me dijo: “Sí, la foto muy bien pero la chica está demasiado delgada”

Yo no me había percatado de ello sólo había visto la belleza del conjunto y me daba igual si la modelo tenía más o menos kilos encima. Me resultó curioso.

Me imagino que se unió a lo que sentí hace más o menos un mes cuando quise comprarme una falda de pseudo ante elástico de Mango y me dijeron que de esa prenda sólo se fabricaba hasta la 42. En Mango compro de vez en cuando y la verdad es que me quedé helada.

A los días me encontré con este vídeo de Violeta by Mango donde proclaman a los cuatro vientos que la belleza no tiene talla y que no debería haber etiquetas. ¡Ejem!

Lo siento, Mango, pero no me lo creo. La mayoría de la ropa de Violeta no se la pondría ni mi abuela de lo aburrida que es. Además no entiendo porqué tenéis que crear otra marca/etiqueta para vuestras prendas. ¿No podéis hacer todo lo de Mango en todas las tallas que se necesitan?

¿Es que una prenda de la talla 46 (hacia arriba) es igual a una prenda aburrida?

Pues por mucho que digan que tienen hasta la 46 en Mango, no suele ser cierto 😉

Y lo mismo está empezando a pasar en H&M, Zara, etc… aunque a veces te llevas alguna sorpresa como con Mulaya. Cuando conocí Mulaya no entraba en ninguna chaqueta, (vino con tallaje Asiático que en general son más poca cosa que nosotros) los brazos se me quedaban enganchados. Y la semana pasada para mi sorpresa me pude comprar una chaqueta y además estructurada (que suelen dar menos talla). Mulaya ha aprendido ¿Por qué otras marcas no?

Pero no creáis que esto sólo ocurre con las grandes marcas. También he tenido problemas con prendas hechas a medida. La última vez que me hice algo a medida, me tomaron las medidas y cuando iba a probarme la chaqueta no se podía abrochar y las mangas se me quedaban enganchadas a los brazos. La persona que me hacia la chaqueta quería convencerme de que se llevaba así. Me tuve que poner un poco tonta para que la hiciera de mi talla. Creo que acabó hasta la coronilla de mí 😉

Es una cuestión de mentalidad de todo el sector de la moda.

Estoy segura de que la empresa de ropa que diseñe y fabrique colecciones divertidas en todas las tallas se hará de oro. O una aplicación (ahora que están tan de moda) dónde puedas elegir cualquier prenda de cualquier marca, que la puedas pedir de tu talla y te la hagan sin problemas. Eso sí sería un adelanto y no un plagio ya que si la marca en cuestión no hace esas tallas …

Así que señores del sector de la moda ¿para qué sirve etiquetar si luego sigues sin encontrar las prendas que te gustaría llevar? Las etiquetas sólo sirven para crear guetos y no arreglan nada. Necesitamos un cambio de mentalidad.

A ver, esto es el presente y las tallas que a lo mejor iban bien hace 20 años (por decir una cifra) ahora no funcionan. La mujer real, también es una etiqueta, es la mujer y el hombre de la actualidad y punto. Ahora nos alimentamos de otra forma (mejor o peor según se mire) y ahora somos más altos, de estructuras más anchas, de extremidades más largas, etc… y ya no nos adaptamos a ese supuesto canon de belleza de hace 20 años.

No, este blog no es para curvies, ni para modelos, ni para deportistas, ni para gays …… es para todo el mundo que quiera leerlo. Si para que te acepten en esta sociedad hay que tener una etiqueta, no me interesa.

Soy rebelde. #SinEtiquetas

Firma fin

No Comments Yet

Comments are closed



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR