Cómo escoger el mejor peinado

This post has already been read 21904 times!

Con la llegada de una nueva temporada estival solemos aprovechar para actualizar nuestro guardarropa y algunas veces hasta nos apetece actualizar o dar un nuevo enfoque a nuestro peinado.

Hoy vamos a ver qué tipo de peinados van bien a qué tipo de rostros. Mi primer consejo sería el encontrar nuestra “media naranja” en lo que a peluquería, peluquero o estilista del cabello se refiere. Este profesional debe conocernos lo mejor posible, y saber encontrar ese corte, color o peinado que equilibre nuestras facciones, además de que el peinado escogido compagine a la perfección con nuestra personalidad, estilo y tipo de vida. Este profesional debería estar al día de las tendencias y modas para que pueda adaptarlo a nuestro look y a la frecuencia con la que vamos a la peluquería.

A la hora de escoger nuestro peinado debemos tener en cuenta que debe resaltar todas nuestras bondades y “esconder” lo que no nos apetezca que sea evidente 😉 Para ello hay que tener en cuenta muuuuchos factores, como por ejemplo: la forma del rostro, tipo de facciones y el tipo de cuello además de nuestra edad, silueta y estatura. Sí, son un montón de cosas que deben estar equilibradas y de eso se encargará nuestro asesor de imagen.

Pero hoy lo que quiero es que cuando se os meta un peinado concreto en la cabeza podáis más o menos saber si os favorecería. Después ya se encargará el peluquero de adaptarlo para que equilibre el resto de cosas mencionadas. O si un día queréis dar volumen al peinado que sepáis dónde debería estar ese volumen. A ver si lo conseguimos, ¿vale? 😀

En el post sobre ¿Cómo elegir unas gafas? hablé sobre diferentes tipos de rostros. No eran todos los que solemos tener en cuenta los asesores pero eran los que vosotr@s podíais distinguir más fácilmente. Hoy en vez de centrarme en ellos lo que vamos a ver son las posibilidades de las diferentes partes de un rostro.

Para ello vamos a dividir nuestro rostro en tres partes: la zona de la frente, la zona de los pómulos y la zona de la mandíbula y mentón.

Factores que Influyen a la hora de escoger tu Peinado

 Zona de la frente.

En esta zona nos podemos encontrar varias opciones:

Una frente amplia: Esto es cuando el espacio entre el nacimiento del pelo y la parte de arriba de las cejas están muy alejados entre sí. En estos casos si no nos gusta nuestra frente podemos equilibrar nuestro rostro utilizando un estupendo flequillo.

Una frente pequeña. Cuando existe muy poco espacio entre nuestro nacimiento del pelo y la parte superior de nuestras cejas. En este caso también utilizaremos el flequillo como forma de equilibrar nuestro rostro. Este flequillo comenzará más atrás de nuestro nacimiento para dar la sensación óptica de que nuestra frente también empieza más atrás.

Zona de los pómulos

Aquí observaremos si el hueso del pómulo está definido, es prominente o por el contrario ni se aprecia.

Un hueso de pómulo definido es muy bonito así que yo no me preocuparía. Cualquier peinado que resalte nuestras facciones será el adecuado.

Si tenemos un hueso de pómulo prominente suele marcarse más si utilizas volumen a esa altura o haces un corte desfilado que acabe en esa zona. Depende de ti que lo destaques o no.

Que tengamos un pómulo escondido en nuestro rostro suele ser característico de rostros redonditos. Como por lo general nos gustan los rostros alargados seguro que los propietarios de éstos pómulos quieren alargar el suyo también. Para ello utilizaremos peinados que den volumen en la zona superior para dar largura al rostro. Pero daremos poco volumen a los laterales para no ensancharlo más.

Nos vendría ideal un peinado liso y lacio o con onda bien hecha que defina el pómulo y mentón.

También nos iría estupendo realizar cortes asimétricos o con capas desfiladas y utilizar flequillos que disimulen un poco la redondez del rostro.

Para los chicos es ideal algo de volumen en la zona superior pero no en los laterales.

Zona de la mandíbula y mentón

Un rostro que posea una mandíbula ancha y huesuda con el pómulo definido, en este caso entra en juego si te gusta tu mandíbula o si tienes más o menos edad. Puedes acentuarlo o puedes suavizarlo.

El pelo liso a la altura de la barbilla, un flequillo corto o estructurado acentuará el aspecto cuadrado de tu mandíbula.

El pelo rizado por debajo de la barbilla o con ondas y un flequillo desfilado suavizará las facciones de tu rostro en general.

Para los chicos con mandíbulas muy estructuradas el corte a cepillo os dará una imagen más agresiva.

También podemos tener una mandíbula ancha pero no huesuda y una barbilla definida. En estos rostros se juega con los volúmenes pero que no estén en la zona más ancha del rostro. Podemos utilizar un flequillo largo hacia un lado. No es muy aconsejable utilizar un pelo ondulado sería mejor que el pelo cayese en los laterales liso.

Para un rosto con la zona de pómulos y mentón más estrecha que la zona de la frente se puede equilibrar ambas zonas dando ópticamente más volumen en la zona de la mandíbula mediante una melena ondulada o con algo de volumen que caiga a ambos lados o un flequillo peinado hacia un lado.

Para los chicos es recomendable disimular la frente y alargar con el peinado.

Podemos hablar un poquito del cuello. Si tienes un cuello más bien corto es mejor que despejes la zona para se vea el cuello. Daremos volumen en la zona superior si el resto de factores lo acepta. Las melenas pueden ser tipo Bob o más cortas.

Si tienes el cuello ancho es aconsejable que el pelo tenga un corte de puntas enfiladas hacia el cuello y si la melena tapa el cuello mejor. Pero siempre teniendo en cuenta los demás factores.

En resumen debemos saber que:

Las ondas o rizos suavizan nuestras facciones.

Las ondas o rizos dan volumen allí donde estén.

El pelo liso o lacio y la raya en medio alargará nuestro rostro.

El pelo liso o lacio suele endurecer las facciones del rostro.

Allí donde acabe nuestro corte de pelo será como si pusiésemos una flecha con luces de neón que diga: “Mire aquí, esto es espectacular”. Así que si hay algo que no queremos que se vea… ya sabéis 😉

Podemos jugar con los colores para endurecer o suavizar nuestras facciones. Los tonos fríos endurecerán nuestro rostro y los tonos cálidos suavizarán nuestras facciones.

Para dar volumen a tu peinado también puedes utilizar una combinación de colores en forma de mechas o reflejos. Para saber cómo utilizar los colores en el pelo es mejor que te asesore un profesional.

En mi página de Flickr encontraréis algunas tendencias en peinado para este Otoño-Invierno tanto para mujeres como para hombres.

Como ya habréis podido apreciar elegir el peinado adecuado depende de muchos factores y puede hacer mucho por tu imagen. Si no lo tienes claro y estas aburrida de tu peinado busca un asesor que te ayude 🙂

Fuente de las Imágenes: bestcelebrityhairstyles.com, imdb.com, markwebber.com

7 Comments
  1. Muchas gracias, Beatriz por tus comentarios. Me alegra haberte ayudado 🙂
    Espero verte de nuevo por aquí.
    Saluditos

  2. Muchas gracias por los tips 🙂 me cayeron a pelo sobretodo porque tengo la frente pequeña y no hay muchos consejos sobre eso… solo de frente amplia ¬¬ jaja

    Saludos y un beso !

    1. Muchas gracias Lucy por tu comentario. Me alegra haber acertado con los consejos:) Recuerda que si tienes cualquier duda o necesitas alguna aclaración puedes escribirme al mail, vale?
      Saluditos



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR