Experiencia Unidental

This post has already been read 2616 times!

Por culpa de un accidente de moto que tuve a los 20 años he tenido que acostumbrarme a ir al dentista muy a menudo. A mí me aterraban los dentistas cuando era joven, supongo que es algo que nos ha pasado a todos y todavía hay algunos que no lo han superado. Pero cuando encontré a Mi dentista me di cuenta que no era un problema mío sino de algunos profesionales que no se preocupan por el bienestar del paciente.

Así que cuando Unidental me seleccionó para probar sus servicios porque querían saber la opinión de sus clientes, debo confesar que dude un poco. Me vinieron todos los fantasmas de la niñez pues no era Mi dentista de siempre y ¿si éstos eran igual que aquellos? 😉

Pero me recompuse y decidí probar los servicios de Unidental y la verdad es que no me arrepiento. En cuanto entras en uno de sus centros, ves con que cuidado lo han montado: decorado, colores, mobiliario, tecnología, etc. Esta experiencia #sonrisaunidental englobaba todo lo necesario para realizar un blanqueamiento bucal.

Llegué a mi destino, el centro Unidental del CC Gran Plaza 2 en Majadahonda. Me recibieron en recepción y a continuación llegó Emma, que iba a ser mi odontólogo, a darme la bienvenida. Y después pasamos a una sala para conocernos.

Lo primero que se hace en un centro Unidental es averiguar lo máximo posible de ti para saber en qué estado llegas y poder hacer un diagnóstico lo más veraz posible. Te hacen un cuestionario donde te preguntan de todo: alergias, edad, problemas de salud, medicamentos que tomas, salud bucal, etc.

Pero hay algo que no me pregunó, cuál era mi ritual de limpieza bucal diaria. Eso me sorprendió, cuando yo asesoro a alguien sobre la piel, entre otras cosas, quiero saber cuál es su ritual de cuidados para averiguar hasta qué punto esa persona está involucrada en conservar una piel sana.

Bueno después de esta ficha tan exhaustiva pasamos a una sala ya con todos los aparatejos que normalmente te puedes encontrar en una sala de dentista pero…. sí hay un pero. En una sala de dentista de un centro Unidental, hay más cosas. En la pared justo en frente de donde te sientas hay una pantalla de ordenador bastante grande y te preguntas ¿para qué será eso? Y además cuando te acomodas en la silla mirando al techo (o mejor dicho a la luz, esa que te deja ciego y que es mejor no mirar) resulta que hay otro plasma. En ese momento estaba sintonizado un canal de vídeos de música pero pueden sintonizar lo que más te apetezca, es más, te preguntan si quieres otra cosa 🙂 Increíble, ahora pueden estar hurgándote en la boca y tú ahí despistándote con el vídeo de turno. ¡Me parece una idea genial de Unidental! 😀

Primero te hacen unas fotos de tu dentadura, después una exploración bucal durante la cual Emma me iba diciendo en todo momento lo que iba a hacer. A continuación una radiografía de la dentadura. Sí, no os sorprendáis. Lo bueno de Unidental es que tienen todos los equipos necesarios para hacerte una exploración exhaustiva de tu boca y saber en qué estado llegas a sus manos.

Así que pasamos a otra sala donde tienen un super aparato el cual tomó una radiografía de mi boca. A la vuelta a la sala descubrí para qué era la pantalla de ordenador de la pared 😉 Resulta que puedes ver tu radiografía al momento, cargan la radiografía y la analizas junto con tu odontólogo.

Y, bueno, hice un descubrimiento que no me hizo mucha gracia. Resulta que tengo un diente incrustado en el hueso de la mandíbula que no ha llegado a crecer hacia fuera y que ningún dentista me había visto antes 🙂 Me quedé estupefacta.

Os lo voy a enseñar 🙂 En la radiografía normal en la zona superior a vuestra izquierda.

Emma me dijo que le gustaría hacerme una radiografía tridimensional o TAC para saber en qué condiciones estaba ese diente incrustado y ¿sabéis qué? Pues que la misma maquinita que te hace las radiografías también hace TACs. No es estupendo. No hay que irse por ahí a pedir cita en otro centro y luego volver con los resultados. En un momento ya estaba viendo el TAC en la famosa pantalla de la pared 🙂 Emma me aconsejó que debía quitármelo pero ahí ellos ya no entran. Me han aconsejado buscar un buen médico maxilofacial y que no lo deje.

Así que aunque no me ha gustado encontrarme un “alien” en mi boca, quiero dar las gracias públicamente a Unidental porque si no es por ellos nunca lo habría descubierto 🙂

Por lo demás continuamos con mi experiencia Unidental. Para poder hacerse un blanqueamiento bucal necesitas no tener ningún empaste, fundas o implantes, además de tener la boca limpita. Así que Emma pasó a hacerme una limpieza bucal. Como hacía sólo 6 meses que me había hecho una, la verdad es que acabó prontísimo. Para terminar y pulir un poco el esmalte después de haber utilizado el utrasonidos para quitarme el sarro utilizó una pasta (que perdonarme pero no recuerdo su nombre) y un cepillo.

Mi experiencia Unidental debía terminar con un blanqueamiento bucal, como ya os he comentado,  pero descubrimos que tenía bastante sensibilidad en los dientes mientras me hacía la limpieza, debido a todo lo que me tuvieron que hacer por el accidente de moto. Y Emma me informó de que el blanqueamiento suele dejar sensibilidad durante unos días así que debido a mi estado a lo mejor podría ser más molesto de lo habitual. Y… ¡Me raje! Lo confieso, no me apetecía sufrir para tener los dientes más blancos. Estoy contenta con cómo están 😀

Así que mi experiencia Unidental acabó después de esa charla 😉

Como resumen debo decir que me encantó el trato recibido. El odontólogo, en este caso Emma, te lo explica todo suuuper clarito, siempre te informa de lo que va a hacer a continuación. Y va con cuidado teniendo en cuenta lo que vas sintiendo en cada momento. Me sentí cuidada. Si eres de esas personas que todavía odian acudir al dentista te recomiendo que pruebes los centros de Unidental seguro que cambias de parecer 😉

Además las instalaciones son de lo más puntero. Es un adelanto no tener que ir de un lado para otro pidiendo radiografías o TACs y volviendo al centro a entregar los resultados.

Posteriormente y con motivo de que Unidental se adentraba en el mundo de los medios sociales (Facebook, Twitter, web) realizó un evento para los twitteros y bloggers que habíamos probado sus servicios. Nos dieron algunas charlas sobre la filosofía de la empresa y resolvieron algunas dudas de algunos de los asistentes. El mismo presidente pidió que fuésemos francos con nuestros comentarios.

La verdad es que estuvimos muy a gusto en el evento, podéis ver algunas fotos del mismo en la página de Facebook de Unidental. Además nos vinimos a casa con un detallazo. Ya nunca debería darme pereza lavarme los dientes y conseguir una #sonrisaunidental” 😀

Recordemos lo cerca que está una buena salud dental con la belleza y la belleza en la sonrisa con dar una buena primera impresión tal y como os comenté en el post: ¿Es nuestra imagen personal nuestra tarjeta de visita?

¿Habéis estado alguna vez en un centro Unidental? ¡Contarme!

 

4 Comments
  1. Decirte que, desgraciadamente, yo también soy de las que visitaron muy frecuentemente al dentista cuando éramos niñas…, ¡todo un horror! Y decirte que he sido tu fan número 300 en facebook, ¡qué bien y enhorabuena por llegar a ese número tan GRANDE…!
    Un besazo;
    Alicia.

    1. Ala!, ni me había dado cuenta que se había llegado a esa cantidad!!! Qué bien! Eso anima a seguir! 😀
      Muchas gracias por los comentarios y por los ánimos!!!! 😀
      Saluditos

  2. Bueno, pues ahi va mi experiencia con Unidental. La verdad es que la primera vez que fui pareció estar bien. No se me presentaron como a ti, ni me preguntaron nada de nada, y de esto hace 4 años. Si que es cierto que tienen un monitor, para ver las radiografias, pero nada de televisores ni hilo musical en las salas ni nada de nada. Y la odontóloga que me atendia en ningun momento me decia lo que me hacia, es mas, era yo la que tenia que decirle que lo que me hacia me dolia. Criticó mucho mi boca, y todo sin saber los problemas que yo podria haber tenido para necesitar un dentista.
    Emprecé un tratamiento de Ortodoncia, pero lo deje a medias, habiendolo pagado integro, porque cada vez que iba es como si la anestesia fuera agua, pues todo lo que me hacian dolia mucho, y por mas que se lo dijera me miraban con mala cara. No he vuelto desde hace mucho tiempo por miedo.
    Esa es mi experiencia.

    1. Muchas gracias Elisabet por tus comentarios.
      Lamento que hayas tenido una mala experiencia en Unidental. Creo que este tipo de franquicias puede que tenga mucho que ver con quien las monta y supongo que a la que fuiste no eran muy profesionales. Yo te animo a que pases por la página de Unidental (o su Facebook o Twitter) y denuncies tu caso ya que pueden utilizarlo para mejorar su servicio. Para eso existen las redes sociales hoy en día para que la empresa escuche a su cliente y espero que lo hagan bien y te tomen en serio. Si lo haces me encantaría que volvieses por aquí para contarnos lo que ha pasado.

      Saluditos y gracias por leerme!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR