Celulitis: ¡Entenderla para Combatirla!

This post has already been read 8551 times!

Quien diga que no tiene celulitis “miente como un bellaco” o tiene un cuerpo privilegiado 🙂 Hoy en día con nuestro ritmo de vida es inevitable tener este temido problema. Pues como hemos hablado muchas veces la piel está compuesta por tres capas: la epidermis (superficie), la dermis y el tejido subcutáneo. Cuando nos aplicamos un cosmético esté hará su efecto en la dermis o epidermis pero para que la capa más profunda esté en buena condiciones sólo se puede hacer mediante una buena alimentación y unos hábitos de vida saludables.

Con la edad nuestra piel se vuelve más delgada, nuestros músculos pierden firmeza por naturaleza y nuestras glándulas sebáceas son menos activas de ahí que muchos acabemos teniendo la piel más seca a medida que vamos cumpliendo años.

La temida flacidez puede aparecer y se suele agravar si:

Sufrimos alteraciones hormonales, obesidad, cambios bruscos de peso, dietas exprés, falta de descanso, demasiada exposición al sol

Donde antes se suele notar es:

En los glúteos, cara interna de los muslos, cara interna de los brazos, pecho, abdomen y contorno facial.

Lo ideal (y que pocos hemos hecho) es empezar a cuidarse de manera exhaustiva a partir de los 25 años. Antes de esta edad debemos llevar a cabo los cuidados básicos (exfoliaciones e hidratación) y si ya hemos llegado a los 30 debemos empezar a cuidarnos cuanto antes pues todavía es recuperable. Normalmente a partir de esta edad, los 30, el proceso de envejecimiento comienza a ser evidente.

La celulitis se caracteriza por una acumulación de líquidos y grasa en determinadas zonas del cuerpo debido a un desorden funcional. Lugares comunes donde se suele localizar en: muslos, caderas, nalgas y cara interna de las rodillas.

Seamos francos, una vez que la celulitis se establece, para conseguir su total desaparición sólo es posible mediante la cirugía pero sí podemos reducirla y combatirla con los cosméticos anticelulíticos y una buena alimentación.

Todos estos cosméticos favorecerán la eliminación de grasas y reducirán la acumulación de las mismas. Suelen activar el drenaje en los tejidos y contribuyen a aligerar las piernas. Ya que todo lo que active la circulación sanguínea o linfática favorece la eliminación de toxinas.

Pero antes de escoger un tratamiento adecuado debemos saber cuál es el origen del problema: herencia genética, sobrepeso, problemas hormonales, tratamientos y operaciones que afectan a los órganos reproductores femeninos o una mala circulación en general.

Así que vamos al grano. Tipos de celulitis:

Si la zona está dura, compacta y rebelde: Su eliminación dependerá de la edad, grado de dureza, tiempo que lleva localizada y de la genética. Esta celulitis se caracteriza porque la piel está compacta, dura, fría (por falta de circulación), granulosa al tacto y cuando pellizcas la zona se siente dolor. Este tipo de celulitis se acumula sobre todo en caderas y rodillas.

Sin embargo si la zona es edematosa: Esta celulitis se caracteriza porque cuando pellizcas la piel se queda con hoyitos y arrugas. Este tipo de celulitis está asociada a una retención de líquidos derivada de una mala circulación sanguínea, alimentación deficiente y problemas hormonales o hereditarios. Suele aparecer por toda la pierna.

Y si la zona se nota blanda: Que suele ser la más común y más fácil de combatir. La piel presenta un aspecto gelatinoso, flácido y se hunde al tacto. Normalmente aparece en la cara interior y posterior de los muslos y en los glúteos.

Una vez que sabemos cómo es nuestra celulitis ya podemos buscar la solución personalizada para nuestro caso. Sin embargo es importante que nosotros ayudemos a que no se siga acumulando así que aquí van algunos consejos generales para No favorecer la aparición de celulitis:

En cuanto a la alimentación, para favorecer la No retención de líquidos, deberemos bajar y en algunos casos suprimir el consumo de sal, azúcar, alcohol, café y, aunque no sea alimento lo incluyo, el tabaco . Y es aconsejable tomar alimentos ricos en proteínas, fibra y antioxidantes.

Si pero todo esto puede ser duro así que vamos a ir haciéndolo poco a poco y mientras tanto prestaremos atención a:

Evitar ser sedentarios y hacer cualquier tipo de actividad: bicicleta, bicicleta elíptica, natación, correr … Caminar media hora al día y utilizar las escaleras también ayuda.

Si nuestro trabajo nos obliga a estar sentados durante mucho tiempo lo aconsejable es levantarnos de vez en cuando para activar la circulación de las piernas. También podemos aprovechar que estamos sentados para ejercitar los glúteos: sentados en nuestra mesa nos colocamos correctamente en la silla y realizamos varias series de contracción/relajación del glúteo, por ejemplo 🙂 Y si nuestro trabajo nos obliga a estar parados de pie podemos estimular la circulación realizando rotaciones de los tobillos de vez en cuando.

Es muy aconsejable prestar gran atención a nuestro ritmo intestinal y por supuesto beber agua para favorecer la eliminación de toxinas.

Evitar tanto ropa ceñida como prendas y medias que impidan una correcta circulación sanguínea de nuestras piernas.

Si sufrimos problemas de circulación y se nos hinchan en la piernas y/o tobillos lo mejor sería dormir con las piernas un poco elevadas para ayudar a recuperar esa correcta circulación sanguínea.

En la ducha debemos tener cuidado con la temperatura del agua. El agua excesivamente caliente favorece la flacidez.

Y quien tenga tiempo o un buen marido 😉 un buen masaje en el arco del pie nos ayudará a relajarlos.

Y por supuesto: acostumbrarnos a exfoliar la piel con un producto adecuado de dos a tres veces por semana para que luego los cosméticos específicos puedan hacer su efecto. Y debemos ser constantes con el tratamiento seleccionado.

Una combinación de cosméticos ideal sería utilizar un tratamiento anticelulítico por el día y otro de firmeza por la noche.

Si tienes varios problemas es mejor utilizar varios productos diferentes enfocados a cada tipo de problema.

A lo largo de mi vida he utilizado infinidad de cremas reductoras o anticelulíticas. Seamos francos, las cremas no te quitan en sí la celulitis pero sí que te ayudan a que la piel se vea mejor y por consiguiente te hacen sentir mejor. Eso sí, si eres de las que te la pones un día sí y tres no, nunca verás los efectos. Además cómo he dicho es imprescindible acompañarlas con algo de actividad y una alimentación lo más sana que podamos soportar para ir poco a poco tonificando la zona y eliminando las toxinas que nos sobran.

Lo que no podemos hacer es pasar de nuestro cuerpo durante el invierno y cuando llega el verano agobiarnos por lo que vemos en el espejo. ¿Si pasar de la celulitis te ha hecho feliz durante el invierno porque vas a agobiarte en verano? Sé franco contigo mismo y decide qué es mejor para tu calidad de vida y adóptalo-acéptate con todas las consecuencias.

Hace unas semanas leí este post “Nos quitamos el abrigo y nos ponemos las chichas” publicado en Belleza en Vena por Juan Luis Cano (componente de Goma Espuma) que no tiene desperdicio. Es un poco irreverente pero si queréis pasar un buen rato y daros cuenta de que dice verdades como puños os lo aconsejo 🙂

Para terminar os comentaré que las cremas anticelulíticas que más me han gustado de las que he utilizado han sido las de Biotherm, Shiseido, Clarins y Dior. El año pasado probé una de la casa Suavinex, una crema antiestrías especializada en la piel de las embarazadas y ¿qué queréis que os diga?, me encantó además está muy bien de precio, alrededor de 20€ así que últimamente esta es mi crema corporal para todo el año. Asequible, olor agradable y fácil absorción con Rosa Mosqueta y Centella Asiática muy buenas para regenerar la piel y darle firmeza. No os asustéis porque diga antiestrías yo ni siquiera tengo estrías 😉

No es muy aconsejable que te compres la super-mega crema, super-mega cara que hace de todo y luego no puedas utilizar más que un solo bote, pues no es suficiente, te lo digo por experiencia. Lo que tenéis que hacer es encontrar la crema que se adapta a vuestras necesidades y que podáis permitiros porque será tu aliada durante mucho tiempo. Todas ayudan 😀

En cuanto a métodos de medicina estética para combatir la celulitis a parte de una buena liposucción he visto (no he probado) que en The Beauty Concept, entre otras cosas, tienen una técnica que consiste en inyectar en el tejido adiposo mediante una técnica llamada intra-lipoterapia una solución llamada AQUALYX para combatir adiposidades localizadas y celulitis.

Y en Instituto Médico Láser también tienen infinidad de tratamientos para todas las problemáticas pero he visto que utilizan un sistema llamado Deep IR que es un sistema Lumínico Infrarrojo Fraccional de banda ancha cuya energía penetra en la dermis y en la grasa subcutánea hasta 3 mm de profundidad en forma de columnas de calor que actúan eficazmente contra la celulitis y la flacidez, al tiempo que tersa la superficie de la piel. Tiene buena pinta 🙂

Como ya he dicho no he probado ninguno de ellos pero ambos centros me gustan, así que supongo que os ayudarán con vuestras problemáticas si os decidís a visitarlos.

Yo prefiero seguir con mi celulitis que ya es como de mi familia y seguiré combatiéndola de la manera tradicional: ejercicio, cremas y alimentación sana 😉

Y vosotras ¿cómo controláis la celulitis?

 

No Comments Yet

Comments are closed



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR