Relación entre la edad y la moda

Este post se ha leido 3570 veces!

Cuando estudiaba estilismo y moda me inculcaron que se debe vestir según la edad. En ese momento me parecía una afirmación correcta, pero hoy a mis 55 años me lo vuelvo a replantear. Cuando me miro al espejo me veo igual que cuando tenía treinta, con más arrugas pero igual, así que ¿por qué voy a tener que cambiar mi forma de vestir? ¿Tú qué piensas?

Tengo prendas en mi armario de cuando tenía 20, 35, 40 años… Y siguen siendo mis prendas favoritas porque las sigo utilizando. La siguiente pregunta que os viene a la cabeza será: ¿pero eso de hace veinte años sigue de moda? Pues hay prendas que compras de fondo de armario por las que nunca pasa el tiempo, por ejemplo: las camisetas. Además, la moda es cíclica, por ejemplo, una camiseta de color lima fosforito que me compré cuando tenía veintitantos se conserva fenomenal y siempre vuelve a estar de moda en verano. Me encanta.

También puede pasar con algunos pantalones sencillos de corte recto, deportivas, vestidos XL y otras prendas que no lleven muchas “floriturias”, es decir que no tienen un diseño característico de la época en la que se adquirió ni detalles que llamen mucho la atención.

Un buen fondo de armario puede durar mucho tiempo y ayudarnos durante muchas temporadas. Esto con la moda fast fashion que se está viviendo es un poco incompatible. Yo estoy aquí para hacerte pensar y que, aunque te compres alguna pieza de moda, siempre pienses más allá y elijas, también, esas piezas que puedan traspasar temporadas. Ese es el mejor truco de un buen fondo de armario.

Por otro lado, hay prendas que pasan de moda y te sorprende, como ocurre con las camisas de corte clásico. No pasan de moda por el diseño sino por los cuellos. Cada época tiene su cuello. Lo tengo comprobado en la ropa de maridin.

Pero continuemos con la relación entre la edad y la moda. Alguna vez he escuchado comentarios tipo: ¿Qué hace esa llevando minifalda si tiene sesenta años? ¡Cómo nos gusta juzgar hoy en día! Yo le diría: “Pues mira, si es una persona que ha llevado minifalda toda su vida es normal y si se la quitas se sentirá extraña.”

Puede pasar que alguien que nunca se ha puesto una minifalda se la ponga por primera vez a los sesenta. Estoy segura de que no se sentirá ella misma porque no está acostumbrada, pero de ahí a que no deba llevarla. Lo mismo se podría decir de alguien que se pone taconazos por primera vez (sea cual se la edad) y anda insegura. También podríamos decir ¿qué hace esa persona con tacones? Y no será porque sea una persona mayor.

Mi suegra, que en paz descanse, era una fan de los tacones. Yo la he visto a sus setenta y muchos con zapatos de tacón de 10cm como si fuese con zapatillas. Ponme a mí esos taconazos y ya verás lo pato mareado que parezco. Ahí sí que deberían decir ¿Dónde va esa con taconazos? 😉 Dejaría de utilizarlos porque no me encontraría, no porque me diga nadie que no va con mi edad.

A lo que voy, que me estoy liando. La afirmación: esa ropa no va con la edad de la persona, está relacionada con el gusto y el sentido de la estética de cada un@ y a lo que esa persona esté acostumbrad@. Dejemos atrás los convencionalismos sociales, por favor. Si te miras al espejo y te gustas, nada estará mal llevado o combinado. ¿Entendido? 😀

Otra cosa es que cuanto mayor te haces más cómodo quieres ir vestido. Te cansas con unos zapatos que antes te venían como guantes. Las cinturillas estrechas te molestan, las prendas muy estructuradas te parecen corsés y las muy estrechas también 😊

Vale, lo compro, porque yo estoy empezando a notarlo sobre todo en los zapatos y cinturillas. La edad no perdona. Pero, y este es un gran pero, no es razón para ir todo el día en pantalones de chándal y deportivas.

A mí personalmente, me encanta vestirme y utilizar todo mi armario. Cada día intento ponerme alguna prenda que no haya utilizado esa semana. Me gusta mi armario, he pasado muchas horas eligiendo las prendas antes de comprármelas y por eso quiero utilizarlas.

Que sí, que hay vida detrás del chándal, como por ejemplo los vaqueros con elastina que se adaptan a la silueta como un guante. No que aprietan la silueta como un chorizo, ¿vale? Eso no es comodidad. Si ocurre, se necesita una talla más 🙂 Más alternativas: un bonito vestido con una tela fluida y sin muchos detalles de la talla correcta, una falda con cinturilla de goma, pero elegante, pantalones de tela fluida y pernera ancha que no nos apriete en ningún lado, etc.

La importancia está en elegir siempre la talla adecuada de cualquier prenda que utilicemos. Y aceptar que con la edad, iremos cambiando de talla, sobre todo por la cintura ☹

En cuanto a calzado, con la edad también tendemos a buscar la comodidad. Menos mal que hoy en día se pueden utilizar deportivas a todas horas, la moda es tan permisible que puedes ir con ellas a fiestas y eventos. Pero aquí también hay más opciones, por ejemplo, la marca Skechers además de hacer deportivas muy vistosas, comercializa zapatos, chanclas, sandalias, etc. Y todos ellos son piezas comodísimas porque han diseñado la plantilla famosa. Yo soy muy fan. Pero también hay más marcas de calzado cómodo en el mercado como Mimao, 24 hrs, Piesanto, etc.

Otra cosa son las características particulares de cada un@, por ejemplo, yo llegué a Skechers por un problema de lumbares. Dejé de utilizar tacones porque se me cargaban demasiado. Por este mismo problema de lumbares tampoco soporto llevar crop tops o pantalones de cinturilla baja que dejen la zona al aire. Así que he ido modificando mis prendas para estar más a gusto, no buscando ir acorde con mi edad.

Yo digo que la moda y la edad no están reñidas. Lo que tienes que hacer es ser tú mismo. Si has llevado minifaldas toda tu vida no dejes de hacerlo porque tengas 60 años y si por lo que sea te apetece empezar a llevarla ¡Hazlo! Con todas las consecuencias 😀

A mí, por ejemplo, me interesa mucho más la combinación de los colores de las prendas con los colores genéticos de cada persona. Un color que combina con tus colores puede hacer mucho por ti. Además de que si sabes jugar con ellos podrás utilizarlos a tu favor. Por ejemplo, para disimular el volumen en aquellas zonas que quieras resaltar o que no. Si te interesa, echa un vistazo al post sobre cómo entender el volumen de tus prendas.

Huye de los artículos tipo: “Moda según tu edad”, ¨Los mejores looks si tienes 50 años”. Esas personas no te conocen, no saben tus gustos ni tus costumbres. Fíate de ti misma y del armario que has ido componiendo a lo largo de los años.

Si te miras al espejo y te gusta el reflejo, vas estupendamente vestida, palabra de estilista 😀

Nos vemos en el próximo post.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información sobre Protección de Datos

Responsable: Virginia Rodríguez

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios

Legitimación: Tu cosentimiento

Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.

Derecho: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Contacto: lanena@entenderlabelleza.com

Información Adicional: Aviso Legal y Política de Cookies

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies