Propósitos de Año Nuevo

Este post se ha leido 1679 veces!

Al comenzar el año solemos mirar qué tal fue el anterior y las cosas que vemos que no nos gustan queremos cambiarlas durante ese año que empieza. Pero hay que ser razonables y conscientes de que hay cosas que tardarán más de un año en cambiar 😊

Hace unos días estábamos con unos amigos pasando la tarde y a maridin se le ocurrió preguntar a todos cuáles eran sus propósitos de año nuevo. Me sorprendió escuchar las contestaciones: “Tener paz y no tener razón”, dijo uno. “Llegar vivo a final del año”, dijo otro. “Batallar más” dijo otro. Y yo me escuché diciendo: “Ser feliz”.

Todos me parecieron unos propósitos como muy realistas, ¿verdad? 😊

Sobre lo que contesté puede parecer: “¡ah! ¡Se quiere hacer la guay!” Jajajajaja Después de sufrir mucho hace unos años decidí que ser feliz es una elección, así que cuando veo que hay algo en mi vida que me agobia pienso en esa elección y consigo que todo parezca menos terrible 😊 Me gustó haberlo pensado en ese momento.

Después de esta reunión de amigos se me ocurrió crear una ficha de #consejosELB para Facebook con esta frase: “Busca unos propósitos de año nuevo que se puedan incorporar a tu vida cotidiana de otra forma no servirán de nada.”

Siempre se oye: “Este año voy a bajar unos kilos, dejar de fumar, hacer ejercicio, conseguir ese ascenso, comprarme el coche, la casa, etc….” Todos estos propósitos dependen de ti pero con matices.

Los tres últimos deseos (ascenso, coche, casa…) son cosas que dependen de hacer un buen trabajo, intentar ahorrar, etc.. y pueden conseguirse si nos lo proponemos. Para este tipo de propósitos me viene a la mente la mítica frase de Gema Hassen-Bey que me parece estupenda:

“Cuando te mueves el mundo se mueve contigo”

En cuanto a los propósitos tipo: dejar de fumar. Tienes que querer de verdad dejar de fumar. Lo digo por experiencia. Yo he fumado desde los 16 años (sí, antes no era tan terrible hacerlo) y hace, no sé, 5 ó 6 años decidí que ya era hora de dejarlo. No me lo propuse, sino que llegó una oportunidad sin más y la pillé al vuelo 😉

Es decir, antes de ese día no me había planteado para nada dejar de fumar. Sí que lo había pensado alguna vez pero era una acción con la que disfrutaba mucho así que ¿para qué iba a dejar algo que me reportaba tal satisfacción?

Pero llegó ese día en el que se alinearon los planetas, como digo yo 😀 Un fin de semana que maridin y yo estábamos de viaje, la última noche nos quedamos sin tabaco y a unos 25 km de poder conseguir más. La vaguería humana nos hizo pensar: “¡uf! Ya si eso, cuando volvamos a casa compramos”. Eso era al día siguiente así que no nos pareció tan terrible.

Al día siguiente amanecimos con un catarro tan fuerte que fumar costaba mucho así que pensamos en esperar a que se nos pasase el catarro.

Al curarnos, ya llevábamos 10 días sin fumar y en ese momento pensé: “Pues ahora mismo no me apetece fumar, si eso, luego” Y se lo conté a maridin (él ya lo había intentado otras veces, pero siempre había vuelto) Y me dijo: “¡Pues creo que me pasa lo mismo!”

La premisa era: “No, no estoy dejando de fumar es sólo que ahora no me apetece, si eso, luego ya me fumo uno.” Y así hasta hoy 😊 Si hoy me preguntas te diré que soy fumadora pero que ahora no me apetece.

Fumar se ha salido de mi rutina diaria y creo que por eso mi cabeza no lo necesita.

Con todo este rollo ¿qué quiero deciros?, pues que muchas veces nuestra cabeza quiere hacer algo pero nuestro entorno no nos acompaña. Hacer algo que te cuesta tanto y tener que batallar día a día para conseguirlo suele ser agotador por lo que al final acabas sucumbiendo.

Lo mismo me ha ocurrido con las dietas. Si eres una persona con tendencia a engordar o a estar por encima de tu peso es muy duro estar a dieta toda tu vida. Yo he hecho infinidad de dietas durante toda mi vida. En cuanto dejaba la dieta y me despistaba ¡ala! Ya tenía los kilos otra vez conmigo. Hasta que dije ¡BASTA! Me niego a hacer más dietas.

En una ocasión, maridin visitó a un naturópata por problemas de alergias y le puso una rutina de productos diferente a la que normalmente comíamos. Yo me puse como una energúmena, claro, era yo la que cocinaba y cambiar mis hábitos de compra y culinarios se me hacía un mundo.

Pero maridin lo necesitaba por salud, lo pasaba fatal con las alergias. Así que en esta ocasión fue por amor 😊 Y resultó que esos nuevos productos me empezaron a gustar mucho más que los que tomábamos antes. Las digestiones eran estupendas y comenzamos a ser más creativos en las comidas.

En resumen, dejé de subir y bajar constantemente de peso. Me he estabilizado en unos kilos por encima de mi peso, eso sí, pero ya llevo estabilizada desde entonces. Y la ropa de entonces me sigue valiendo, cosa que antes eso era impensable. Así que me siento feliz y a gusto conmigo misma.

Otro ejemplo lo tengo con el ejercicio. No soy una radical con el ejercicio pero sí sé que si estoy en forma envejeceré con menos achaques así que siempre he querido hacer alguna actividad. ¡Madre mía! La última vez que nos apuntamos a un gimnasio, tuvimos que pagar todo el año y fuimos medio mes ☹ ¡Qué rabia da recordarlo!

Pero como hace unos años tuve el problema en las vértebras de las lumbares, ahora debo descomprimir mis lumbares una o dos veces al día. Para ello tengo una tabla de ejercicios específica que me ayuda a aguantar sin dolores. Así que dentro de mi rutina diaria he tenido que incorporar (a la fuerza) una tabla de unos 20 min.

Además, debo andar un rato durante el día para cambiar de posición (me paso la vida delante del PC) así que he añadido 45 min de elíptica a esa tabla. Si salgo de casa y vuelvo andando un trayecto del mismo tiempo o superior no hago elíptica, pero si es inferior, sí. Y con esto tengo mis lumbares controladas.

Así que ya no tengo la cosa de que debo apuntarme a un gimnasio para estar en forma, he incorporado el ejercicio a mi rutina diaria y me gusta. ¿Es suficiente? Pues seguro que para algunos no lo será, pero para mi sí que lo es 😊

Esto es lo que justifica mi frase: “Busca unos propósitos de año nuevo que se puedan incorporar a tu vida cotidiana de otra forma no servirán de nada.”

Si tus propósitos se alejan mucho de lo que necesitas hacer en el día a día va a ser complicado que los consigas y puede que acabes defraudándote. No te lo tomes en cuenta y reajusta ese propósito.

Lo que he descubierto es que si quieres hacer cambios drásticos debes incluirlos en tu rutina de manera imperceptible.

Por ejemplo: el ejercicio. No sirve de nada matarte en el gimnasio durante unos meses si es algo tan engorroso que tienes que hacer un esfuerzo extra para meterlo en tu día pues acabarás dejándolo. Me ha pasado.

Comienza mejor haciendo algún ejercicio en casa (correr, alguna maquina si tienes sitio en casa, además hoy en día hay infinidad de aplicaciones para hacer ejercicio) y cuando veas que ya tienes el hábito te lo vuelves a replantear. ¿Estás a gusto así?, ¿Necesitas algo más? ¿Lo que haces te va pareciendo poco? Entonces, es hora de ver ese gimnasio.

Y así con las dietas, fumar, etc.

Yo no digo que esté en poder de la razón, pero he pensado que compartir estas experiencias con vosotr@s podría ayudaros 😊

Y tú ¿Tienes algún propósito para este nuevo año?

Las fotos que acompañan este post son de Pixabay.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información sobre Protección de Datos

Responsable: Virginia Rodríguez

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios

Legitimación: Tu cosentimiento

Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legaal.

Derecho: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Contacto: lanena@entenderlabelleza.com

Información Adicional: Aviso Legal y Política de Cookies

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies