Cómo fue el Taller de Cosmética Natural organizado por Tu taller Natural.

This post has already been read 3388 times!

Si me seguís por Facebook ya sabréis que hace unos días asistí a un curso sobre cosmética natural que organizaba Tu taller Natural. Lo impartía Sandy García, una experta en aromaterapia formada en una de las mejores escuelas de Francia. Sandy también es la coordinadora del movimiento Slow Cosmétique en España. Aunque el taller lo imparte Sandy, Tu taller Natural es un grupo de dos: Sandy y Álvaro su pareja. Álvaro se encarga más bien de la parte digital del proyecto y en los talleres ayuda a Sandy en lo que necesite. Una gran combinación 🙂

En Tu Taller Natural no sólo encontrarás talleres sino que también es un sitio donde puedes encontrar recetas innovadoras que comparte la propia Sandy y/o conseguir todos los productos y utensilios que necesites para hacer tus cosméticos naturales. Los proveedores de esos productos son seleccionados por Sandy de forma minuciosa para que cumplan con su responsabilidad social corporativa y que el producto que ofrecen sea lo más ecológico posible.

Fue mi primer acercamiento a la cosmética natural y tengo que decir que es un mundo alucinante. Todavía soy un poco escéptica con todo esto de prepararse una sus propios potingues en casa por aquello de la sanidad y el PH, pero bueno.

El taller constaba de uno o dos días, dependiendo de cuanto quisieras sumergirte en el mundo natural 🙂 Yo estuve los dos y me costó 150€.  El primer día eran 8 horas y se centraba en cosméticos de tratamiento y productos de limpieza corporal como gel o champú y pasta de dientes. Y el segundo día era de 4 horas y te sumergías en el mundo del maquillaje natural.

Tengo que decir que la organización fue impecable. No tanto por el local (que podría mejorar, pues el primer día pasamos frío) como por todas las facilidades para conocer procesos y productos.

Al llegar te encontrabas con una mesa preparada con todo lo que íbamos a necesitar ese día. La verdad es que me quedé sorprendida al ver todo eso: boles, tarros, paletas, batidoras, hornillos, etc… todo muy colocadito y organizado por puestos.

Sandy era encantadora y muy cercana. Aunque tenía que pasarnos muchos conocimientos en poco tiempo se organizó estupendamente. Tampoco era su primer taller, claro! 🙂 El taller constaba de una parte teórica que se pasó rapidito y muy amena. Luego pasamos a la parte práctica que era lo que todas estábamos esperando. ¡Mancharnos las manos!! Y comprobar nuestras creaciones 🙂

De la parte teórica debo resaltar que nos facilitaron material que podías ampliar con comentarios de lo que se hablaba allí. Echamos un vistazo a los tipos de piel y sus necesidades después pasamos a ver las propiedades de los aceites vegetales y esenciales además de las arcillas y mantecas.

En la parte práctica comenzamos realizando la pasta de dientes y un champú con un PH5.5 para que valiese para el cuerpo y el pelo. Nunca pensé que fuese tan sencillo hacer estas cosas de forma natural.

El primer catador fue maridin que está acostumbrado a utilizar pastas homeopáticas por su problema de alergia. Y le encantó, dice que desde ahora la produzca yo. Y en cuanto al gel/champú es magnífico. Deja la piel súper suave y le pusimos un aroma muy agradable 🙂

Pero si aluciné creando la pasta de dientes y el gel no os imagináis cómo me quedé cuando hice mi primera crema nutritiva con Rosa Mosqueta. Hay que tener conocimientos de lo que hace cada aceite y cómo funcionan los conservantes y el PH pero lo que es la elaboración me pareció muy sencilla. Ahora bien, hasta que yo me atreva a hacer una propia creo que pasará tiempo. Aunque se pueden utilizar las recetas de Sandy siempre quieres hacer una personalizada, verdad? Ya veremos.

El caso es que hacer una crema me pareció que era tan fácil como hacer una mayonesa. Con algún que otro intríngulis de por medio pero mucho más fácil de lo que suponía. La textura y el aroma me quedaron perfectos 🙂

Ahora bien crear un sérum es todavía más fácil. Como es un concentrado de principios activos sólo necesitas juntar varios que se complementen y ver en qué textura lo quieres. En el taller hicimos uno con textura aceitosa y otro en formato gel líquido. A mí particularmente me gusta el segundo. Si bien el sérum de textura aceitosa que me traje lo utilizo como crema de noche y me parece que va fenomenal. Creo que de éstos sí que me voy a aficionar a crear jejejeje ya os contaré.

Al día siguiente hicimos los productos de maquillaje y me lo pasé pipa pues había que combinar colores y texturas 🙂 Comenzamos haciendo una BB Cream que es una crema muy parecida a la que hicimos el día anterior pero en este caso con color. Lo difícil era conseguir un color que se pareciera a tu color de piel. Al principio me salía en un tono muy rojo pero al final lo pude arreglar aunque al juntarlo con la crema no se mezcló muy bien y deja restos blancos que hay que trabajar cuando te la pones. La próxima saldrá mejor 🙂

Después creamos un gloss. El mío sabe a algodón de azúcar y es de un tono rosita melocotón que me encanta. Esto sí que lo voy a repetir hasta la saciedad. ¡Con lo consumidora de gloss que soy!!!! Tengo que perfeccionar la receta 😉 jajajajaja No me quedó perfecto pues está pelín duro pero si lo dejo en el bolsillo del pantalón, con el calor corporal ya se queda bien.

Luego hicimos una máscara de pestañas y un lápiz de ojos. Qué divertido. Nos pusimos perdidas con éstos. Y además hicimos una sombra de ojos, que es muyyyy fácil de crear, sólo necesitas juntar colores pigmento y prensar.

En fin, cómo véis pasamos por un montón de productos y todos ellos nos los llevamos a casa. Una pasada.

También hay que avisar que cuando pasas de la cosmética comercial a la natural tu piel pasa por un periodo de adaptación y desintoxicación. Así que no hay que asustarse y hay que tener claro que quieres hacer ese cambio.

Para terminar este post os diré que Sandy está en todo y al final del dosier tenemos una lista de los ingredientes que habitualmente nos encontraremos en un cosmético y que deberíamos evitar. Muy interesante.

Uno de ellos, por ejemplo, es la Parafina que todos conocemos. La parafina es un aceite mineral procedente del petróleo y que se utiliza en los cosméticos como excipiente. Fácil de trabajar, barato, no tiene olor, acepta perfumes, no se oxida… magnífico, eh? La parafina forma una capa en la piel y no la deja respirar. Al formar esta capa ayuda a que la piel no se deshidrate pero al mismo tiempo no deja que la piel haga su función.

Y así con un montón de ingredientes que no voy a compartir porque os aburriríais. Lo mejor es pasarse por la web Le Vérité sur les Cosmétiques (qué pena que esté sólo en francés y alemán) dónde introduciendo las tres primeras letras del componente te informa sobre él.

Creo que con esto os he dado una visión general de lo que os podéis encontrar en un taller de cosmética natural.

Si sois de esas personas inquietas que quieren saber qué se ponen en la cara o el cuerpo os lo aconsejo como toma de contacto. Yo salí maravillada pero todavía no soy una radical 🙂 jajajaja Ya que pienso que cualquier cosa tomada en exceso no siempre es buena ni todo es malo. Mejor que sea en su justa medida, así que iré poco a poco y viendo qué me pide el cuerpo 🙂

La verdad es que si os interesa el mundo de la cosmética natural deberíais hacer alguno de los talleres que imparte Tu Taller Natural. No os arrepentiréis.

firma 3

No Comments Yet

Comments are closed



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies